sábado, octubre 20, 2012

Retrato de una Madre....

Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados; una mujer que, siendo joven tiene la reflexión de una anciana, y en la vejez, trabaja con el vigor de la juventud; la mujer que si es ignorante descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños; una mujer que siendo rica, daría con gusto su tesoro para no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud; una mujer que siendo débil se reviste a veces con la bravura del león; una mujer que mientras vive no la sabemos estimar porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero que después de muerta, daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos por mirarla de nuevo un instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus latidos. De esa mujer no me exija el nombre si no quieres que empape de lágrimas vuestro álbum, porque yo la vi pasar en mi camino. Cuando crezcan vuestros hijos, léanles esta página, y ellos, cubriendo de besos vuestra frente, os dirán que un humilde viajero, en pago del suntuoso hospedaje recibido, ha dejado aquí para vosotros y para ellos, un boceto del Retrato de su madre.
.
Monseñor Ángel Ramón Jara



7 comentarios:

AdA... dijo...

Qué emoción...
Verdaderamente las madres siendo algo corriente son algo fuera de serie y singulares. Esto lo digo como hija.

Como madre, solo pediría que me escuchasen, a veces, y dos palabras: "Te quiero"

Un beso, amigo (Y gracias por el homenaje a la madre)

Rodolfo N dijo...

Ada:
Querida amiga seguramente te dirán esas dos palabras mágicas muy seguido, en voz alta o con el pensamiento.
La madre es un ser bendecido por Dios y a quienes les debemos adoración.
Son las que verdaderamente dan la vida por sus hijos.
Besos.

Duarte dijo...

Así es, es lo que siento, lo que me hace falta tantas veces.
Se puede decir en otro todo pero el fin el este.
Bello, muy bello, te felicito por traerlo aquí: no conocía.

A mi madre le escribí así...


CARÍCIAS DE ROSA

Rosa, o Nome da minha mãe.
Como o da rainha das flores!
Os seus dedos possuíam a suavidade
Duma carícia aveludada,
Como a da sua pele, branca e corada.
Que cheirava a rosa recém-cortado…

Y así...

MÃE

Viva tenho a sua imagem,
deambula comigo tão fiel bagagem,
essa voz sua, que fez presa em mim;
Afagos cheios de ternura que recebi,
Abraços, beijos e mimos sem fim.
Impossível mãe, não a esqueci!

Amigo, una madre es mucho!!! Como tan bien lo dices en el comentario a AdA.

Para ti, como siempre, aquel abrazo bien apretado

Rodolfo N dijo...

Gracias amigo por estas bellísimas palabras.
Si no te molesta lo publico.
Gracias amigo !!!

Duarte dijo...

Como siempre, procede como te dite el alma.
Abrazos de amistad

Oréadas dijo...

Precioso Rodolfo, con tu permiso lo copio y lo guardo me encantó este bello retrato.
Besitos

Rodolfo N dijo...

Duarte;
Gracias mi amigo!!!


Charo:
Es un honor que lo hagas.
Besos, amiga